Es un delito

Para no andarnos con medias tintas, el uso de software ilegal es un delito tipificado en el Código Penal, que puede traer consecuencias bastantes graves para los administradores de la empresa, incluyendo penas de cárcel.

Hay estudios que indican que casi la mitad de los programas instalados en los ordenadores de las compañías españolas son ilegales. Tanto Microsoft Windows como la suite Microsoft Office, son los dos productos más pirateados del mundo. Es por esto que la compañía ha puesto en marcha políticas activas de detección de este tipo de fraudes. Aunque sea prácticamente imposible evitar el cien por cien de estas prácticas, su idea es reducirlas al máximo posible.

Activadores automáticos

La primera de estas medidas es el seguimiento de los activadores automáticos. Estos activadores son programas que se encargan de que el ordenador reconozca una licencia no legal como legal y permita seguir trabajando. Pero Microsoft acaba conociendo en muchos casos el origen o la dirección IP de estas activaciones y es posible que acabe poniéndose en contacto con la empresa. Además, hay que ser muy cuidadoso con estos activadores, ya que en muchas ocasiones contienen malware que puede infectar nuestros equipos y ocasionarnos un mal todavía mayor, como robos de información, envíos de spam, virus, etc…

Business Software Alliance (BSA)

Por otro lado, los principales fabricantes de software se han unido en una organización llamada BSA. Esta organización se ha encargado de publicar una página de denuncias en la que cualquier persona puede aportar datos para que se inicie una investigación contra una empresa por el uso de software ilegal. Esta web mantiene el anonimato del denunciante y recopila datos mediante un sencillo formulario. La página web de la BSA en España reconoce estar recibiendo unas 25 denuncias mensuales a través de esta página. También hay estudios que indican que ocho de cada 10 trabajadores españoles está dispuesto a informar sobre prácticas ilegales o inapropiadas en su empresa.

¿Qué hacer?

Nuestra recomendación es que las empresas vayan licenciando la mayor cantidad posible de software. Cada vez que se adquiera un dispositivo nuevo, pedirlo con su licencia original de sistema operativo y si es necesario, de Microsoft Office. De esta manera evitamos tener que realizar grandes gastos al tratar de licenciarlo todo junto. Los fabricantes de software también están facilitando el licenciamiento al ofrecer alquiler de licencias. De esta forma, es posible licenciar, por ejemplo, Microsoft Office durante un año, o solamente durante unos meses pagando una cuota mensual o anual que además nos garantiza tener siempre disponible la última versión del software.

Desde nuestro servicio de mantenimiento de ordenadores R2 Tecnio, podemos asesorarte con respecto al uso de software ilegal y estamos en condiciones de ayudarte a ponerle remedio.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información