Vamos a describir los rasgos generales de los discos duros clásicos frente a los nuevos modelos de estado sólido (HDD y SSD). Tambén explicaremos las diferencias más notables entre unos y otros.

 

HDD (Unidad de disco duro)

La unidad de disco rígido (en inglés: Hard Disk DriveHDD) es un dispositivo de almacenamiento de datos que emplea un sistema de grabación magnética para almacenar archivos digitales.

Se compone de uno o más platos o discos rígidos, unidos por un mismo eje que gira a gran velocidad dentro de una caja metálica sellada. Sobre cada plato, y en cada una de sus caras, se sitúa un cabezal de lectura/escritura que flota sobre una fina lámina de aire generada por la rotación de los discos.

Por lo general, la velocidad de estos discos duros suele ser de 5.400 o 7.200 RPM (revoluciones por minuto), pero la gama de discos para servidores permite velocidades de entre 10.000 y 15.000 RPM.

En cuanto al tamaño, las cajas de los discos duros mecánicos pueden ser de 2,5″ o de 3,5″.

 

SSD (Unidad de estado sólido)

La unidad de estado sólidodispositivo de estado sólido o SSD (acrónimo inglés de solid-state drive). La gran diferencia con los anteriores es que mientras los discos duros utilizan componentes mecánicos que se mueven, los SSD almacenan los archivos en microchips con memorias flash interconectadas entre sí.

Además, al no depender del giro de un componente físico, también se logra una unidad más silenciosa y con un consumo menor que los discos mecánicos.

En cuanto al tamaño, estos discos suelen ser de 2,5″,

 

Diferencias principales:

Los SSD son más modernos por lo que es normal que su precio sea superior. También suelen ser más silenciosos, rápidos y normalmente suelen tener menos capacidad que un HDD.

Como los discos SSD también necesitan menos energía para funcionar, su utilización se ha multiplicado en los ordenadores portátiles, ya que permiten aumentar la duración de la batería.

Otra de las diferencias fundamentales es que los discos de estado sólido tienen un tiempo de vida útil limitado. Estos discos admiten un número máximo de escrituras a partir del cual el disco deja de funcionar. Esto no significa que si le damos un uso normal para un equipo de sobremesa nos vayamos a quedar sin disco en uno o dos años, pero hay que tenerlo en cuenta a la hora de pensar en el uso que se le va dar (sobre todo en servidores y en aplicaciones que requieren muchas escrituras).

 

Recomendaciones:

Desde R2 Tecnio os aconsejamos reemplazar los discos duros de las estaciones de trabajo por un SSD, principalmente porque aumentará bastante la velocidad de acceso a los datos y nuestro ordenador tendrá un mejor rendimiento.

La transferencia de datos de un HDD suele ser entre 50 y 150MB/S, mientras que la de un SSD suele estar entre 200 y 550MB/S.

Aunque se debe de tener en cuenta que si lo que se necesita son grandes cantidades de almacenamiento, o se tiene un presupuesto bajo, lo recomendado es que sigas recurriendo a los HDD.

Recuerda que desde R2 Tecnio te podemos ayudar a elegir, instalar y configurar la mejor opción para tu equipo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información