Cuando contratamos la conexión a Internet en nuestra empresa, el operador nos suele instalar un router que también nos ofrece conectividad Wifi. Incluso los últimos modelos de routers nos ofrecen también conexiones Wifi de alta velocidad utilizando la red de 5Ghz.

No debemos olvidar que estos routers están pensados para un entorno doméstico, o para pequeñas oficinas. Aunque los modelos que van instalando los operadores cada vez ofrecen más funcionalidades, en la mayoría de las ocasiones se nos pueden quedar cortos por los siguientes motivos:

 

Hardware

Si conectamos muchos usuarios a la vez, es muy probable que el router se empiece a calentar ya que sus componentes hardware no están pensados para ese volumen de trabajo. La conexión irá cada vez más lenta y podemos tener pérdidas de servicio.

Velocidad

Por lo general, la red de 2,4Ghz proporciona una velocidad aceptable. Pero hay situaciones en las que necesitamos un mayor ancho de banda y utilizar conexiones a 5GHz y es posible que nuestro router no las permita. Te recuerdo las diferencias entre estas redes aquí.

Cobertura

Con el tiempo los operadores van mejorando sus dispositivos y los nuevos ya ofrecen más potencia de señal para que tengamos una mejor cobertura. Pero todavía nos encontramos routers con muy poca cobertura e incluso algunos con antenas direccionales mal orientadas. Además, en las redes 5GHz la cobertura se reduce bastante, por lo que puede ser necesario instalar repetidores de señal adicionales.

 

Seguridad al autenticar

Cuando nos conectamos a una red Wifi, lo normal es que nos pida una contraseña y si la introducimos correctamente nos permite el acceso. Esta forma de autenticación suele utilizar el modo WPA-Personal que casi todos los routers admiten. Pero las empresas que utilizan las redes Wifi para trabajar y proporcionar acceso a recursos internos: intranets, servidores, etc… deberían pensar en implantar un método de acceso a la red más seguro, como puede ser WPA-Enterprise.

Seguridad en el acceso

Es normal que cuando venga alguien a visitarnos a nuestra empresa, ya sean clientes, proveedores o colaboradores, nos pida la contraseña de nuestra wifi para poder conectarse a Internet. El problema viene cuando no tenemos configurada una red de invitados y la contraseña que le proporcionamos permite un acceso global. Esta persona podría llegar a acceder a nuestro servidor, impresoras, intranet. Y no solo en ese momento, sino que podría llegar a conectarse durante un fin de semana tan solo con acercarse a la puerta de la oficina.

Registros de el acceso

En ocasiones es muy útil tener un registro de los equipos que se han ido conectando a nuestra red y conocer el uso que están haciendo de la misma. De esta manera es bastante sencillo además detectar problemas de rendimiento o saturación.

 

En cualquiera de estos casos, nosotros recomendamos instalar un punto de acceso Wifi profesional.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información