Más de cuatro de cada diez programas informáticos instalados en equipos corporativos de empresas españolas son ilegales según el último estudio de la consultora IDC.

Si se descubre que utilizas software pirata, el primer riesgo que asumes es recibir una denuncia. Estás violando los derechos de la propiedad intelectual de la empresa que ha creado el programa. Pero ¿es complicado denunciar este tipo de comportamiento?

 

Denunciar de forma anónima es muy fácil

La organización BSA The Software Alliance ya ha puesto a disposición de todo el mundo una página web en la que se puede denunciar de forma anónima el uso de software ilegal en una empresa. Y si la denuncia conlleva una sanción, ofrecen una compensación económica para el denunciante:

https://reporting-emea.bsa.org/r/report/add.aspx?ln=es-es&src=ES

Durante el 2018 el portal de denuncias BSA The Software Alliance recibió alrededor de 600 denuncias por posibles infracciones contra la propiedad intelectual.

Podemos pensar que al ser una pyme tenemos menos riesgos de ser objeto de investigaciones que las grandes compañías. Pero según el último estudio de BSA, las denuncias a empresas provienen de las siguientes fuentes:

  • Denuncias realizadas por exempleados (45% del total).
  • Denuncias efectuadas por otras empresas rivales (38% del total).
  • Denuncias anónimas de empleados actuales de las compañías (17%)

Para muchas personas y pymes piratear un programa puede suponer inicialmente un ahorro de costes, cuando en realidad lo que implica es un gran riesgo, no solo por las grandes condenas civiles por infracción en la propiedad intelectual y copyright, sino por las condenas penales para los administradores de la sociedad.

 

Un ejemplo:

En un proceso que se inició a partir de la información recibida a través de la página web de denuncias anónimas de BSA, y tras la demanda interpuesta ante los juzgados de Alicante. El juzgado de lo mercantil número dos de Alicante ha condenado a dos empresas a pagar más de 453.000 euros en concepto de daños y perjuicios, en lo que se ha convertido en una de las mayores multas impuestas en España contra compañías por la reproducción de programas de software sin licencia.

 

Conclusión:

Con la llegada de los programas en la nube y el alquiler de licencias, las opciones que tenemos para cumplir con la legalidad del software que utilizamos son bastante mas asumibles que hace unos años. Muchos programas se pueden alquilar por meses o años y las versiones se actualizan de manera automática.

Por lo tanto, no lo dudes e intenta tener todo el software de tu empresa LEGALIZADO.

Ante cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información